Home » Columnas » ¿Podrá Melhem?

¿Podrá Melhem?

Por ROGELIO RODRIGUEZ MENDOZA.

 

Edgar Melhem, se registró como aspirante a dirigir el PRI en Tamaulipas. Todavía hay tiempo para que se apunten otros, pero seguramente nadie más lo hará.

A su más viejo estilo, las jerarquías nacionales del tricolor dieron línea para que la renovación del Comité Directivo Estatal en Tamaulipas, se consume bajo una candidatura de unidad.

Solo falta esperar  a que se cumplan las fechas de la convocatoria para que la designación sea una realidad.

Pero mientras eso sucede, valdría preguntarse: ¿Podrá Melhem levantar a

un PRI tamaulipeco en plena agonía?.

Él dice que sí: “Vamos a prepararnos, a diferencia de otras ocasiones, hoy llegamos a tiempo para poder poner orden, reorganizarnos y cambiar lo que hay que cambiar”.

Nosotros decimos que hay que esperar. El tiempo nos dará la respuesta. Pero algo es indiscutible: levantar al PRI requerirá mucho más que un discurso optimista.

Estos son algunos de los factores que complicarán la tarea al próximo dirigente priista.

1.- La falta de recursos económicos.- El PRI tamaulipeco está “quebrado” financieramente.  La baja votación que ha recibido durante las últimas elecciones ha diezmado sus prerrogativas, a lo cual hay que sumar las multas por pagar al Ietam; las indemnizaciones derivadas de laudos laborales, y sobre todo, los derroches en que incurrieron las últimas dirigencias.

Con todo ello, el nuevo Presidente no tendrá dinero para operar. Ya no dispondrá del recurso económico a manos llenas de cuando el PRI era Gobierno.

Y ya sabemos que,  “político (partido) pobre es un pobre político (partido).

2.- La pulverización de las bases.- La militancia del PRI está diezmada. Por naturaleza humana aquellos que se decían priistas de corazón hoy ondean la bandera del PAN o de Morena.

Es normal. En política la fidelidad partidista alcanza hasta que se agote el presupuesto. Lo mismo le sucederá al PAN cuando deje de ser Gobierno. No hay porque sorprenderse.

Así , traer de regreso a la militancia será tarea titánica.

4.- El desprestigio social.- La marca PRI está totalmente desprestigiada. Justa o injustamente, la sociedad asocia esas siglas a la corrupción, los abusos de poder, el fraude electoral, el cuatachismo, y todo lo malo que se le pueda imputar a un político.

Todo ello conforma una loza bastante pesada.

3.- El enemigo panista.- Igual que lo hizo el PRI durante décadas, hoy el PAN hace uso de toda su fuerza como partido en el Gobierno para ganar elecciones y aplastar al enemigo.

Bajo ese escenario, Melhem tendrá que hacer milagros para revivir al PRI. Será la única forma de lograrlo.

EL RESTO.

NADA QUE FESTEJAR.-Al cumplirse un año del mandato del presidente Andrés Manuel López Obrador, no hay nada que los mexicanos podamos festejar.

El país sigue sumido en la peor crisis de inseguridad de su historia con más de 30 mil muertos producto de la violencia delincuencial ; la economía está estancada y el desempleo se agrava cada vez más.

Peor aún: la polarización y división de la población se torna crítica con el consecuente riesgo de que México se convierta muy pronto en una Venezuela o Bolivia.

A todo ello hay que sumarle el terrible desprestigio que hoy envuelve a la imagen presidencial, gracias a las ocurrencias y payasadas de López Obrador.

ASI ANDAN LAS COSAS.

roger_rogelio@hotmail.com

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

error: Contenido protegido