Home » Columnas » Urge dignificar la Codhet.

Urge dignificar la Codhet.

Por ROGELIO RODRIGUEZ MENDOZA.

Luego de rendir la protesta de ley ante el Pleno del Congreso del Estado, este miércoles la reynosense Olivia Lemus, quedo formalmente investida como Presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Tamaulipas, (Codhet).
Durante los siguientes seis años será la responsable de velar por los derechos fundamentales de los tamaulipecos. Será la primer mujer en presidir la Codhet en los poco más de 20 años de existencia.
Su llegada genera muchas expectativas. Una de ellas, lograr dignificar y darle credibilidad a la tarea que realiza la Comisión.
Y es que, aquí hemos insistido sobre el tema y hoy lo reiteramos: en sus más de dos décadas de existencia, la Codhet ha sido un simple membrete o una instancia más de la administración pública estatal.
Su tarea se ha limitado a recepcionar quejas de ciudadanos dolidos o agraviados por los excesos u omisiones de los servidores públicos, y a emitir una docena de recomendaciones al año, que por cierto nunca se sabe si fueron atendidas por las autoridades responsables.
Se ha olvidado, sin embargo, de ser esa voz crítica del accionar del poder público, o de exponer alguna condena con respecto a hechos o situaciones que lastiman a la sociedad.
Dicho en otras palabras, la Comisión se ha olvidado de ser la voz de los ciudadanos. Ha sido un ente mudo.
Bajo ese panorama, cada que inicia su gestión un nuevo presidente, lo menos que uno espera es que las cosas cambien en el funcionamiento del organismo responsable de proteger y garantizar nuestros derechos humanos.
Afortunadamente, parece que Lemus tiene bien clara la radiografía de la Codhet. Por lo menos ayer, durante su primer conferencia de prensa, eso dejó entrever cuando admitió la necesidad de dignificar y darle credibilidad al accionar del organismo.
Comprometió su palabra en trabajar para que la Codhet ejerza una genuina defensa de los derechos fundamentales de los tamaulipecos, y sobre todo para ejercer la autonomía que le garantiza la Constitución.
Esperemos que ese ofrecimiento se materialice y no haya sido un simple discurso al calor de la emoción por el estreno del cargo.
EL RESTO.
¿HASTA CUANDO?.- La inseguridad en los elevadores de la Torre Bicentenario sigue presente porque las instancias responsables del mantenimiento de los aparatos parecen subestimar los riesgos.
Nos cuentan que a diario uno o dos de los elevadores se quedan atorados a medio camino, con el consecuente riesgo para los usuarios.
Esperemos que esta apatía burocrática no vaya a generar una tragedia.
NO PRENDEN.- Qué tan apagadas no andarán las campañas que hasta el propio Vocal del Instituto Nacional Electoral, (INE), Eduardo Manuel Trujillo, admite que la actividad de los candidatos no han logrado despertar el interés de la sociedad.
Aquí hemos insistido sobre esa incapacidad de los candidatos para entusiasmar a la población, lo cual se debe a que les ha faltado ingenio o inteligencia para identificar los problemas sociales y ofrecer auténticas propuestas de solución a los mismos.
Esperemos que con el inicio de las campañas de los candidatos a las alcaldías, la situación mejore, porque de lo contrario nuevamente el triunfador de la elección será el abstencionismo.
ASI ANDAN LAS COSAS.
roger_rogelio@hotmail.com
Microsoft Outlook

Print Friendly, PDF & Email

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*