Home » Columnas » Anaya y Amlo en Tampico, ¿Meade evade a Tamaulipas?

Anaya y Amlo en Tampico, ¿Meade evade a Tamaulipas?

Por Martín Sánchez Treviño

Los precandidatos por la Presidencia de la República visitarán Tamaulipas esta semana y aunque prácticamente harán una escala técnica en el Puerto de Tampico, lo relevante es que dos de ellos Andrés Manuel López Obrador y Ricardo Anaya Cortes parecen desorientados o no informados por sus organismos estatales, ya que aunque esa región se caracteriza por haber sido la sede del boom petrolero hace un siglo y de desde finales de los años 70 también del otro siglo Altamira es la capital de la petroquímica privada. En votos, militancia, padrones y listas nominales hay otras regiones tamaulipecas que acumulan el grueso del electorado de esta entidad.
Del aspirante priísta José Antonio Meade Kerubreña ni sus luces. Porque el comité estatal enfrenta una severa sequía de recursos, hasta para organizar una rueda de prensa. Y cuando organizan este tipo de eventos, no ofrecen ni pan ni agua , hasta el sonido tienen que rentar ya que los anteriores dirigentes estatales, algunos de ellos diputados en los Congresos estatal y federal, no dejaron ni para el pago del servicio de electricidad y agua potable.
Es uno de los motivos por los que no se ha concretado la visita del Meade Kerubreña a tierras tamaulipecas. Y aunque se filtró la versión de que podría venir a ver a su “famélico” partido, presionado por la visita de los dos precandidatos con a los no logra emparejarse en los sondeos de opinión, sino más bien se mantiene a la zaga. Como una remota posibilidad se estima que antes de transcurrir el primer mes del año, estaría en esta región.
Y con unos diputados locales que sí bien saben gritonear pero a la de apretar aflojan, el ex secretario sabe y hasta ahora está enterado que no va en “caballo de hacienda” rumbo a la presidencia de la república, ya que si aquí está el lloriqueo en la bolsa de los prístas de esta entidad, como andarán otras entidades de la república de las cuales Meade ha visitado 27 de las 32 que hay en el país y aún no llega a Tamaulipas.
Según ha trascendido en medios nacionales, que en esos 27 estados hay dificultades mayores a las penurias de los priístas tamaulipecos. Que lo mismo sacaron a remate propiedades que automóviles, terrenos y residencias y, que proliferaron los divorcios, porque sus hombres no les cumplieron a sus mujeres con el “Tren de Vida” que se daban.
Mientras que López Obrador y Anaya Cortes en esta región sienten que van como “gato en bofe”, el primero debido a que liderazgos relevantes de todos los partidos y de ciudadanos distinguidos se han sumado a las causas de su precandidatura. En tanto, que Anaya no es mal visto por la dirigencia panista, ni la de otros partidos aliados en esa propuesta electoral y con una administración estatal vestida de azul, seguramente ve a Tamaulipas como su hogar predilecto, ya que además, él mismo levantó la mano del gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, durante el proceso electoral del 2016.
Mientras en el presidente municipal de la capital cueruda Oscar Almaraz Smer parece estar sólo contra el mundo, en su esfuerzo por satisfacer las demandas de servicios públicos y otros reclamos de los ciudadanos tamaulipecos. Y aun cuando reconoce el respaldo de los legisladores federales, no se trasluce lo mismo con los diputados locales que parecen “nadar de muertito” con el agua azul hasta la coronilla.
Quizá por ese motivo, el flamante edil victorense no ha dicho esta boca es mía, cuando se le cuestiona en cortito respecto a sus aspiraciones políticas para el 2018. Y como la voz cantante la lleva el centralismo rancio de un priismo retrograda, lo mejor es quedarse como los indicaba Hugo Sánchez a sus pupilos de Los Pumas de la UNAM, “quietecitos”.

Print Friendly, PDF & Email

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*