Home » Columnas » Se busca Fiscal.

Se busca Fiscal.

ROGERPor ROGELIO RODRIGUEZ MENDOZA.

 

La designación del Fiscal Anticorrupción de Tamaulipas será todo un reto para las instancias de Gobierno, pero en particular para el Poder Legislativo. De la elección que se haga dependerá en gran parte la credibilidad que pueda tener la lucha contra la corrupción en el ámbito local.

El pasado viernes, me preguntaba mi amiga, Claudia Vázquez, conductora del noticiario estelar de ORT Noticias, acerca de los requisitos que, en mi opinión, debe reunir el próximo Fiscal Anticorrupción.

Le dije que, independientemente de las exigencias legales y el perfil obligado de honorabilidad y prestigio intachable, lo que hay que cuidar en el titular de la Fiscalía Anticorrupción es, eliminar toda sospecha o situación que pueda vincularlo con quienes actualmente ejercen el poder público en Tamaulipas.

Dicho en palabras más claras: el Fiscal Anticorrupción debe ser una persona libre de compromisos partidistas; sin lazos de amistad con alguien del actual Gobierno y, sobre todo, con una solvencia moral a toda prueba. Casi casi debe ser el prototipo de la perfección.

Por eso le digo que no será fácil encontrar la persona idónea. También por eso me atrevo a anticipar que, será el reto más grande a que se enfrentaran los diputados en las semanas por venir, durante las que se construirá el andamiaje jurídico que sostendrá al Sistema Estatal Anticorrupción.

Si logran encontrar a la persona ideal estarán dando un gran paso en esa complicada tarea de hacer que los tamaulipecos confiemos en la autenticidad de la tan anunciada lucha anticorrupción. Si no, “ya bailo Petra”, como dicen los chavos. Durante un ejercicio de análisis en el que, además de Claudia, participan los periodistas Martín Sánchez Treviño y Felipe Martínez Chávez , les decía que el hecho de que el Fiscal vaya a ser electo a través de una convocatoria pública no es garantía de que llegue el mejor perfil.

Y les daba mis razones: no lo es porque, si bien es cierto que una convocatoria pública permite que compitan por el cargo el que quiera y se sienta con merecimientos, también lo es que al final del procedimiento legislativo gana el que quiere la bancada mayoritaria.

Así ha sido siempre cuando se trata de elegir en el Pleno a algún Magistrado, Consejero o a cualquiera de los otros funcionarios que deben salir por esa vía.

Ojala y que, en éste caso, el Fiscal Anticorrupción sea quien verdaderamente tenga los mejores merecimientos. Para lograrlo, lo único que se necesita es voluntad política.

EL RESTO.

El presidente del Poder Judicial del Estado, Horacio Ortiz Renán, ha impuesto una política de puertas abiertas en el ejercicio de su cargo.

El hecho le comienza a generar simpatías en la sociedad y, sobre todo, en quienes laboran para el sistema de impartición de justicia.

Qué bueno que así sea, porque en un cargo de esa relevancia siempre será mejor tener de aliados a quienes, con su actuar diario, construyen la imagen y la cara del Poder Judicial a través de la resolución de los conflictos legales de los tamaulipecos.

ASI ANDAN LAS COSAS.

roger_rogelio@hotmail.com

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*