Home » Columnas » ESTÁ BIEN, GRACIAS A DIOS

ESTÁ BIEN, GRACIAS A DIOS

GOVEAPOR: ALEJANDRO GOVEA TORRES

          En verdad tuvo mucha suerte el sacerdote católico Óscar López Navarro, quien fue secuestrado el pasado martes a las 22.30 horas y liberado ayer alrededor de la 10 de mañana, sin que la Diócesis de Tampico tuviera que pagar una fuerte cantidad de dinero para que lo devolvieran sano y salvo.

          El obispo de la Diócesis de Tampico, José Luis Dibildox Martínez, en conferencia de prensa, explicó ayer que el padre López Navarro había sido liberado sin que sufriera ningún golpe ni maltrato por parte de sus secuestradores, incluso afirmó que no se había pagado ningún rescate porque sus captores se dieron cuenta que “no había dinero”, según él.

          Agradeció el apoyo que brindaron los medios de comunicación para difundir el secuestro del sacerdote López Navarro, quien: “sólo se llevó un fuerte susto y  será enviado a un retiro para que descanse y se reponga”, dijo el prelado.

          De igual forma, las llamadas de apoyo que brindaron todos los obispos del país, así como también la preocupación del Nuncio Católico, Franco Coppola, pero sobre todo las oraciones de los feligreses.

          No todos los sacerdotes han tenido la misma suerte de López Navarro, ya que otros también fueron secuestrados y nunca más se ha tenido noticias de ellos, como es el caso del párraco Carlos Ornelas Puga, quien fue privado de su libertad el 3 de noviembre del 2013 y hasta la fecha no se sabe nada de su paradero.

           El obispo de la Diócesis de Ciudad Victoria, Antonio González Sánchez, ha insistido en que las autoridades continúen la investigación del secuestro de Ornelas Puga, quien era el sacerdote encargado de la iglesia “Los Cinco Señores”, ubicada en el municipio de Jiménez.

          Por otra parte, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) reveló que se han pagado entre 5 mil a 30 mil pesos por cada uno de los sacerdotes y religiosos que han fueron amenazados por el crimen organizado el año pasado, incluso algunos recibieron llamadas para decirles que si no pagan serán asesinados, como les sucedió a los dos curas de la Diócesis de Papantla, Veracruz.

          Se trató de los presbíteros Alejo Nabor Jiménez Juárez y Alfredo Suárez de la Cruz (QEPD), quienes fueron secuestrados y masacrados en septiembre del año pasado y no tuvieron la misma suerte que el sacerdote López Navarro de la Diócesis de Tampico.

          En otro tema, por fin el pleno de la Cámara de Diputados eligió hoy por mayoría a Dania Paola Ravel Cuevas, Jaime Rivera Velázquez y Beatriz Claudia Zavala Pérez como los nuevos consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE) para el periodo 2017-2026.

          Con 336 votos a favor, 32 en contra y 5 abstenciones, el pleno validó el acuerdo de la Junta de Coordinación Política, que fue criticado por la bancada de Morena pues en su opinión fue una selección por cuota de partido.

          La coordinadora de la fracción de Morena en la Cámara de Diputados, Norma Roció Nahle García, aseveró que fue “un vil reparto de cuota partidista”, luego de que Ravel Cuevas fue propuesta por el PRI, Rivera Velázquez por el PAN y Zavala Pérez por el PRD.

A pesar de la protesta, la presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, María Guadalupe Murguía Gutiérrez, declaró electos como consejeros del INE para sustituir a Beatriz Galindo Centeno, Arturo Sánchez Gutiérrez y Javier Santiago Castillo, cuya gestión concluirá el 31 de marzo del 2017.

Los tres nuevos consejeros formarán parte del Consejo General del INE por un periodo de nueve años, que comprenderá del 5 de abril del 2017 al 4 de abril del 2026.

Correo electrónico: jagovea_53@yahoo.com

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*