Home » Columnas » Acuerdo en las curules.

Acuerdo en las curules.

ROGERPor ROGELIO RODRIGUEZ MENDOZA.

Los diputados locales se olvidaron ayer de filias, colores o ideologías partidistas, para firmar una especie de pacto o acuerdo al que llamaron “Comprometidos por Tamaulipas”.

El propósito de fondo de los representantes populares es, apoyar desde la tribuna legislativa el trabajo y esfuerzo del Gobernador , Francisco Javier García Cabeza de Vaca, para recuperar la paz y tranquilidad de Tamaulipas, y sobre todo para abatir rezagos en temas como el empleo, educación, salud y muchos más.

El acuerdo contiene seis ejes:  armonización Constitucional; seguridad pública y justicia; bienestar social; crecimiento económico ; gobierno ciudadano, y desarrollo sustentable, y protección del medio ambiente.

De entrada es de aplaudirse la disposición que tuvieron los diputados para ponerse de acuerdo en el acuerdo. El merito hay que anotárselo al matamorense Carlos Alberto García González, en su calidad de Presidente de la Junta de Coordinación Política.

No es fácil lograr consensos cuando ha sido practica común de las bancadas o fracciones opositoras, rechazar o criticar por inercia cualquier propuesta del partido en el poder, en éste caso el PAN.

Por eso merece destacarse la firma del documento porque, por primera vez los legisladores han entendido que por encima de los intereses personales o de grupo debe estar el de los ciudadanos.

Es tiempo de que la aprobación o rechazo de una acción legislativa deje de estar sujeta al capricho o línea política de los grupos parlamentarios.

El acuerdo “Comprometidos por Tamaulipas” muestra, por otra parte, la disposición de los legisladores a respaldar los esfuerzos de la administración estatal, encabezada por el panista Francisco Javier García Cabeza de Vaca.

El hecho es meritorio porque, también ha sido rutina opositora ponerle piedras en el zapato a la tarea del Gobernador en turno. No es algo nuevo, así ha sido durante décadas, por lo que es necesario erradicar esa practica viciada que solo perjudica a la ciudadanía.

Seguramente habrá propuestas o políticas públicas que habrán de atacarse por la repercusión social adversa que generen , pero no puede actuarse de la misma manera en todos los casos.

Por todo ello, ojala que el acuerdo firmado por todas las fuerzas políticas representadas en la Sexagésima Tercera Legislatura, rinda frutos. Es decir, que esa disponibilidad manifestada por escrito se materialice en acciones que concreten beneficios sociales.

Por lo pronto, ya es avance que los diputados se hayan puesto de acuerdo en el acuerdo.

EL RESTO.

Hay diputados que no se han preocupado por hacer su tarea. Caso concreto el del panista , José Ciro Hernández Arteaga, que no ha entendido la importancia y trascendencia que tiene la Comisión legislativa de Derechos Humanos, que preside.

No es la primera vez que Don Ciro muestra su ignorancia en el tema. Ayer, cuando los reporteros le preguntaron por la situación de los penales en materia de derechos humanos, no supo que responder.

Bueno, si respondió pero puras inconsistencias o vaguedades.

Esperemos que el legislador entienda que, no se trata de evidenciarlo o balconearlo, sino simplemente de impulsarlo a que se informe y se nutra de la problemática social para que por lo menos sepa qué responder cuando le pregunten del tema.

ASI ANDAN LAS COSAS.

roger_rogelio@hotmail.com

 

 

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*