Home » Columnas » Discurso – Transparencia

Discurso – Transparencia

josedelcarmen-331x219Por José del Carmen Perales Rodríguez

La siguiente frase la escuché en un evento oficial: “Ya no podemos estar diciéndole a la sociedad la misma frase: ‘Así nos lo dejó la anterior administración’, estamos aquí para mostrar de lo que somos capaces no para darles excusas”, pero sin duda lo más esperanzador es que se trató de un funcionario de una de las áreas sustantivas de la actual administración estatal.
Lo anterior, con las reservas del caso, significaría el inicio de una época que todos los tamaulipecos estábamos esperando, una época en la que ya no se volteará más hacia atrás para justificar la inacción o el retraso en la aplicación de las estrategias que están disponibles, que en ambos casos no corresponden a las expectativas que se crearon.
Es cierto, todos lo sabemos y estamos conscientes de ello, que en el pasado hubo omisiones de todo tipo desde malintencionadas hasta prohijadas por la corrupción, o simplemente por no permitir márgenes de ganancia a quienes fueron los encargados de aterrizar programas estatales o federales, de ahí gran parte de los subejercicios y, lo peor, de las carencias y atrasos que se tienen en materia de apoyos sociales.
Lo mejor de todo, aunque insisto todo es simple suposición propia, es que quienes integran el actual gobierno estatal están ante la oportunidad de decir y mostrar, a propios y extraños, que ellos sí le sacarán jugo a los programas y sobre todo no le darán largas a los trámites ni mucho menos los politizarán.
Todo lo anterior se los agradecerán principalmente los menos favorecidos; los que durante años han querido regularizar su actividad y no han podido porque el moche era elevado; los que han estado esperando por un sistema de agua potable; los que quieren regresar a bañarse en los arroyos y ríos pero que desde hace décadas están contaminados, por contar algunas situaciones que se viven fuera de las urbes.
Pecando de optimista espero que ya haya caído masivamente el veinte, en el sentido de que sobre los excesos del pasado sólo puede investigarse y en su caso sancionarse más no solucionarse. Pero también que si la vista se fija en el futuro es hora de dejar ese trabajo a las instancias encargadas, para que sean éstas las que se excusen y afronten los reclamos de la sociedad.
Enhorabuena si de ahora en adelante nos hablan más del presente y lo por venir que del pasado… salvo que se trate de acciones judiciales.

APUNTE.- La crisis penitenciaria por la que atraviesa nuestra entidad, porque el problema no sólo está en la cárcel estatal local, ha representado la mejor oportunidad para sacar a relucir fortalezas que hasta antes de la semana pasada permanecían en pausa, como es el caso de un mayor acercamiento con la ciudadanía, aún y cuando ésta sea principalmente vía redes sociales, a través de la implementación de una Vocería de la Secretaría de Seguridad Pública.
El acierto radica en la personalidad que se da a este puesto como difusor único y autorizado, para hablar de temas que oficialmente sólo se abordaban a medias o por la orilla además de que en no pocas ocasiones esas versiones no coincidían con la vox populi.
Afortunadamente todo indica que a partir de la primer conferencia de prensa encabezada por Luis Alberto Rodríguez Juárez, el pasado jueves, la premisa gubernamental de un gobierno transparente pasó del discurso a los hechos, aunque esto tal vez sea sólo el principio de satisfacción de la exigencia de la sociedad tamaulipeca de que se acabe por fin con el “no pasa nada” y se le hable, ahora sí, con la verdad.
Y es que la transparencia y rendición de cuentas no sólo tiene qué ver con dinero, sino principalmente con lo que se hace o se deja de hacer.

PEENDIENTE.- Mañana cambian de mando en la Canaco Victoria, han elegido a Juan Carlos González Alanís como sucesor de Marco Antonio González Salum. Pregunta: ¿Continuarán las declaraciones sin pelos en la lengua? Respuesta: (Escríbase aquí por favor)

Aquí los veo, leo y escucho: @JosdelCarmenPR / pr_jc@hotmail.com

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*