Home » Policiaca » Tiene Tamaulipas récord nacional en megafugas de reos.

Tiene Tamaulipas récord nacional en megafugas de reos.

Por Rogelio Rodríguez Mendoza.

Tamaulipas ocupa el record nacional con la fuga de reos más grande en la historia penitenciaria del país: ocurrió el 17 de diciembre del 2010, cuando 151 prisioneros escaparon del Penal número dos de Nuevo Laredo.
De acuerdo con archivos periodísticos, los reos salieron caminando por la puerta principal con la complicidad de los custodios. Cincuenta y ocho de los evadidos eran del fuero federal.
“No vamos a tener cortapisa para sancionar a quien se tenga que sancionar. Vamos a actuar con todo el peso de la ley”, advirtió el entonces Secretario de Seguridad Pública, Antonio Garza García. Nada sucedió. Prácticamente la totalidad de los internos siguen en la calle.
De hecho, el 2010 y 2011 fueron los años más críticos para el sistema penitenciario de Tamaulipas por las fugas masivas que registro.
Antes de la fuga récord ocurrida en Nuevo Laredo, la entidad ya había sido nota internacional por sus megafugas. El 25 de marzo, también del 2010, 41 reos huyeron del penal de Santa Adelaida, en Matamoros
Igual que en Nuevo Laredo, los custodios facilitaron la evasión. Dos de ellos usaron sus armas para amagar a otros compañeros y abrirles paso a los delincuentes, y luego huyeron con ellos.
Seis meses después, otros 87 reos hicieron lo mismo de la cárcel de Reynosa. El reporte de las autoridades fue de que, “usaron una escalera para brincar la barda”.
El 16 de julio del 2011, 59 internos, también del Penal de Nuevo Laredo, repitieron la historia. La evasión ocurrió en medio de una balacera que dejó un saldo de siete reos muertos y cinco heridos de gravedad.
Cinco custodios huyeron aparentemente por estar vinculados con la fuga.
Las investigaciones revelaron que, la mano del crimen organizado estuvo atrás de todos los escapes masivos. Necesitaba refuerzos para sus filas y fue por ellos a los reclusorios.
El 26 de febrero del 2013, un comando de 15 hombres irrumpió a la cárcel de Miguel Alemán, para rescatar a 12 prisioneros.
El grupo criminal sometió a los custodios y se llevó con tranquilidad a los reos, la mayoría de los cuales enfrentaba procesos del fuero común por atentados a la seguridad de la comunidad y contra servidores públicos.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*