Home » Columnas » Una inflación galopante

Una inflación galopante

274_Martin Sanchez Treviño marzo 16 2016Por Martín Sánchez Treviño

De acuerdo a los reportes oficiales respecto al comportamiento de la economía en este país y está en entidad, los resultados del primer bimestre, es decir enero y febrero, han alertado a las principales casas de bolsa y al propio Banco de México. Ya que según análisis del banco federal mexicano, en los dos primeros meses del año la inflación fue del orden del 0.53 por ciento. Porcentaje que a simple vista no impactaría en los bolsillos de los trabajadores sobre todo de los consumidores.
Pero si ese es el comportamiento de los primeros dos meses del 2017, visto en perspectiva hacia los siguientes meses del mismo año se prevé que una inflación de 4.86 por ciento, que se sitúa por encima del pronóstico del año anterior.
Más todavía se estima que el fenómeno inflacionario sería mayor al registrado en el 2010, cuando las inseguridad y la violencia hizo crisis en la región noreste lo mismo que otras regiones del país.
Pero más preocupante para los analistas es que la inflación estimada en base a los resultados de los primeros meses del 2017, será mayor y casi se duplicara a la inflación registrada en el 2015, la cual cerró en 2.15 por ciento, no obstante a las condiciones de inestabilidad en el país, ha sido considerada como la más baja en los últimos 45 años.
Según el informe del Banco central mexicano donde los precios de los productos tuvieron su mayor incremento fue en la ciudad de Matamoros, Tamaulipas y en ese orden otros de los estados de Jalisco y Chihuahua. Con resultados favorables en otras entidades como Chiapas, Veracruz, son regiones donde se habla de una deflación.
Asimismo el banco central mexicano no descarta posibles presiones inflacionarias, provenientes de la política monetaria de Estados Unidos, por lo pronto se advierten movimientos de la reserva federal del vecino país.
Por lo mismo la recomendaciones para el segundo bimestre del 2017 es que si usted adquirió como una disciplina la práctica del ahorro, siga fortaleciendo el guardado, por la incertidumbre que hay y que se refleja no solo en el mercado cambiarios, sino en el incremento de los intereses en Estados Unidos, que ha sido el factor que desequilibra la moneda y el comportamiento de la economía.
Ahorro y más ahorro, porque con el uno por ciento que el gobierno federal redujo el precio de uno de los combustibles que demandan los mexicanos, se fortalecen la finanzas de terceros, pero no la de la clase trabajadora.
Ante tal circunstancias la pregunta que surge es, entonces quienes han ganado en este fatídico y espeluzante segundo bimestre del 2017 y la respuesta está a la vista y son nada más y nada menos que los bancos donde los ahorradores depositan su dinero, y de los cuales todos sin excepción son de origen extranjero.
Pues contradictoriamente, no obstante que en este país vive uno de los hombres más ricos del mundo, tal parece que carece de recursos para adquirir uno de los bancos que durante décadas fueron propiedad de capitales nacionales.
La banca incremento sus capitales no solo porque hay mas ahorradores, sino también y sobre todo porque el Banco central mexicano, como lo es el Banco de México decidió aumentar los interés desde el año anterior, cuando la “burbuja” del capital Yanqui hizo lo propio para fortalecer su moneda y de paso hundir más el peso mexicano.
Entonces todo es culpa de los vecinos. No precisamente, sino que los capitales nacionales buscaron desde hace tiempo proteger sus capitales y ante el atractivo de la oferta de mayores interese en el mercado de Estados Unidos los capitales golondrinos y no golondrinos encontraron certidumbre. Como bien dijo Doña Jose, el mal viene de atrás.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*