Home » Locales » Albergan penales tamaulipecos a 61 niños.

Albergan penales tamaulipecos a 61 niños.

Por Redacción Noticentro.

En los Centros de Ejecución de Sanciones, (Cedes), de Tamaulipas, existen 61 niños viviendo con sus madres, quienes enfrentan procesos penales o purgan una condena.
De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, (Inegi), Tamaulipas es el tercer Estado del país con más menores de edad cohabitando con sus progenitoras en las cárceles, apenas por abajo del Distrito Federal con 105 niños y Nuevo León con 73.
Ello ocurre a pesar de que la Ley de Ejecución de Sanciones Privativas y Restrictivas de la Libertad del Estado de Tamaulipas, limita la permanencia de los niños en las prisiones hasta que cumplan la edad de tres años.
El artículo 10 del citado ordenamiento normativo refiere que : “Las mujeres internas podrán mantener consigo a sus hijos hasta que éstos cumplan tres años de edad. Cuando la interesada lo desee o cuando los menores sean mayores de tres años, se procederá en los términos previstos en el Código Civil para el Estado y demás normas protectoras de los menores, para asignar el destino del menor”.
Sin embargo, el Inegi reporta que de los 61 niños que viven en los Cedes tamaulipecos 38 son menores de un año de edad, tres tienen cuatro años de edad y 20 cuentan con cinco años.
Eso significa que 24 niños ya no deberían estar cohabitando con sus madres en las cárceles.
El Censo Nacional de Gobierno, Seguridad Pública y Centros Penitenciarios Estatales 2016, realizado por el Inegi, señala que en total hay 609 menores viviendo en los reclusorios del país.
Al respecto , la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, (CNDH), revelo que en los últimos cuatro años el número de niños que viven con sus madres en cárceles de México, casi se duplicó.
A través del Informe Especial sobre las Condiciones de Hijos e Hijas de Mujeres privadas de la libertad en los Centros de Reclusión de la República Mexicana, el organismo defensor de la dignidad de los mexicanos advierte de los graves riesgos a que se encuentran los menores que viven en las cárceles.
Por ejemplo, la investigación reveló insuficiencia de infraestructura que garantice una estancia digna; deficiencias en el servicio médico y en educación inicial y preescolar ; deficiencias en la alimentación e inadecuada atención y clasificación.
Por su parte, algunos Jueces consultados sobre el tema, que hablaron bajo condiciones de anonimato, advirtieron que la situación de autogobiernos que padecen la mayoría de los penales de Tamaulipas, agrava el riesgo para los niños que viven con sus madres.
“Ello sin contar obviamente el daño psicológico que sufren los menores por todo lo que ven en una prisión. Se trata de un tema que debería estar teniendo una mayor atención del Estado para proteger con más efectividad a esos niños” señaló un juzgador.

Print Friendly, PDF & Email

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*