Home » Locales » Trata de personas: una realidad absoluta e impune en Tamaulipas.

Trata de personas: una realidad absoluta e impune en Tamaulipas.

Por Chantal Martínez Díaz

En Tamaulipas el delito de trata sigue invisible e impune. Día a día se registran desapariciones con fines de explotación y pocas llegan a la denuncia; es decir, pocas se contabilizan y encasillan en esta práctica que es “una realidad absoluta”.

Hasta ahora no hay quien realice un trabajo de investigación para contar con un panorama real que incida en las políticas públicas, tanto para su prevención como para su contención; sin embargo, existe quién está tratando de ‘encender la alerta’ por esta problemática.

Diana Evelyn Mata Monrreal, de la Fundación de Asistencia Social y Ayuda Humanitaria A. C. del municipio de Reynosa, explica que el alto riesgo impide la investigación, no obstante en las escuelas han hallado un nicho de oportunidad para prevenir la trata que no discrimina edad, estrato sociales ni sexo.

Actualmente dicha asociación mantiene talleres y conferencias en las escuelas públicas de la entidad donde les van a informar a los alumnos sobre la problemática, los riesgos y las situaciones en las que pueden entender que están ante la posibilidad de un depredador cibernético que los puede llevar al delito del trata de personas, por ejemplo.

“No tenemos una estadística específica que nos hable sobre cuál ciudad, colonia o escuelas son las de mayor riesgo o vulnerables; pero por las conversaciones (con la población escolar), sabemos que hay situaciones en las cuales ha habido la posibilidad de un encuentro físico con personas desconocidas” , advierte.

Lo peor de todo es que los riesgos se saben al interior de las escuelas, pero no trascienden ni siquiera a los hogares, mucho menos hacia las familias: “Sabemos de la niña que nos dice del amigo y de la amiga que se vio con alguien y se la iba a llevar… se maneja al interior de las escuelas porque ni siquiera trasciende a las familias, existe ese temor a la denuncia, uno de los principales conflictos es que no hay denuncias porque la gente tiene pánico”.

Si no la hay, no la ven y si no la ven, no existe. Es por ello que la especialista que proporciona desde el acompañamiento hasta la prevención establece que es muy importante que la autoridad le dé la atención que corresponde, sobre todo porque Tamaulipas es un cruce muy importante.

“Es algo que no se puede ocultar y sumado a lo que ya hay de problemáticas (de inseguridad), hay que hacer algo”  sentencia.

Generalmente se cree que las más afectadas son las mujeres, sobre todo por los fines de explotación sexual. No obstante, hoy en día se enganchan amas de casa, profesionistas o jóvenes y adolescentes que buscan un ingreso para salir adelante.

Destacó que la trata no es un delito que se comete en lo individual, sino que está vinculado hasta con los grupos delictivos que suman a las víctimas, quienes difícilmente pueden salir de esas redes, sobre todo porque terminan siendo parte del hampa.

“Invitamos a la ciudadanía para que se informen y se cuiden, es importante que estén atentos a ver qué hacen, con quién están platicando, haciendo amistad, porque se pueden poner en un alto riesgo incluso en el hogar” refirió.

Y es que, el internet es una herramienta maravillosa, pero ahora están estos riesgos potenciales y “tenemos que estar conscientes”, advirtió.

De igual forma expresó que Tamaulipas tiene una ley, pero no hay reglamento y por consiguiente no se aplica.

CIFRAS ALEGRES

De acuerdo con estadísticas de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Tamaulipas, para el mes de agosto del año pasado iniciaron un total de 15 averiguaciones previas, que se concretaron en siete consignaciones, lo que significa que siguen impunes.

En el 2011 no hubo ni un caso reportado, en el 2012 sólo hubo uno; en el 2013 fueron tres; en el 2014 hubo siete y en 2015 fueron cuatro y en 2016 ni siquiera se cuenta con una idea.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*