Home » Columnas » Un panista cabrón.

Un panista cabrón.

ROGERPor ROGELIO RODRIGUEZ MENDOZA.

Conocí a Francisco, “Kiko”, Elizondo, allá por octubre del 2013. Se estrenaba como diputado local del PAN, bajo la coordinación del hoy alcalde electo de Nuevo Laredo, Oscar Enrique Rivas Cuéllar.
Desde las primeras semanas de su llegada al Congreso del Estado generó empatía con los periodistas. Sin planearlo, al menos dos o tres veces por mes comenzó a reunirse con un grupo de reporteros. Algunas ocasiones era almuerzo, otras era cena. La idea era convivir. No tenía que haber razón para la reunión. Eso era lo de menos.
Esos encuentros me permitieron conocer a “Kiko”.
—¿Tu que profesión tienes “Kiko”? le pregunté una ocasión mientras compartíamos mesa con el también diputado, Juan Patiño Cruz, y otros tres periodistas.
—“Yo soy puro cabrón”, dijo al tiempo de soltar una carcajada.
Ya en serio, el matamorense nos contó de su profesión de maestro. Cuando terminó su carrera intentó ejercerla, pero tan lejos lo mandaron a dar clases que se dio cuenta de que su sueldo no le alcanzaría ni para los gastos.
Así, decidió entonces regresarse a Matamoros donde ingreso al ramo transportista. Lo hizo desde abajo. Esa decisión lo llevó también a los senderos de la actividad política porque una de sus pasiones es ayudar a los que menos tienen, a los más desprotegidos.
Contó de su paso como regidor en Matamoros y de cómo se sumo al proyecto del hoy gobernador electo, Francisco Javier García Cabeza de Vaca.
“El PAN va a gobernar Tamaulipas a partir del 2016 con Cabeza de Vaca” decía desde entonces el hoy diputado con licencia.
Cuando el PAN vivía la definición de su candidato, Elizondo nos dijo en un almuerzo: “No le busquen, va a ser Cabeza de Vaca”. Así fue.
Luego, semanas previas al cinco de junio, anticipó: “vamos a ganar sobrados. Es más: vamos a arrasar”.
En lo personal siempre creí que exageraba en su optimismo. “Blofea”, pensé. Se lo llegue a decir en varias ocasiones, pero siempre mantenía su seguridad.
El seis de junio pasado le mande un mensaje a su celular: “tenías toda la razón. Debí creerte”, le dije. “Eras el único que no creyó”, me contestó.
Por eso, hoy que “Kiko” busca convertirse en el próximo líder de los panistas en Tamaulipas, me queda claro que es la mejor alternativa que puede tener el blanquiazul.
Si alguien tiene la radiografía política de Tamaulipas es Elizondo. Si alguien puede mantener, e incluso hacer crecer, el capital político del PAN es él.
EL RESTO.
AUNQUE todavía falta poco más de un mes para el inicio de la próxima administración estatal, ya comienza a verse desde ahora la mano del Gobernador electo, Francisco Javier García Cabeza de Vaca.
Un ejemplo de ello es la inminente llegada de Horacio Ortíz Renan como Magistrado de número del Supremo Tribunal de Justicia del Estado, en reemplazo de José Guadalupe Herrera Bustamante.
Ortíz fue Secretario del Ayuntamiento de Reynosa durante la administración de Cabeza de Vaca.
Bajo ese entendido, nadie deberá asombrarse si de pronto algunos Magistrados en activo comienzan a “enfermarse” para dejar el cargo.
POR CIERTO, los nombres más esperados son los del próximo Procurador General de Justicia del Estado y del Secretario de Seguridad Pública.
Si la urgencia más grande es el tema de la inseguridad pública, esas dos áreas serán claves en la integración del próximo gabinete.
ASI ANDAN LAS COSAS.
roger_rogelio@hotmail.com

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*