Home » Columnas » El fin de “Vicky Ranch”.

El fin de “Vicky Ranch”.

 

Olvidada o relegada durante décadas por las administraciones estatales, Ciudad Victoria recibirá por fin la atención gubernamental que merece como capital del estado. Por lo menos eso es lo que se infiere del mensaje que dio ayer el Gobernador, Egidio Torre Cantú, en su encuentro con la sociedad civil victorense.

Conocida popularmente, medio en broma y medio en serio, como “Vicky Ranch”, todo indica que en el 2015 se le hará justicia a la urbe que sirve de asiento a los poderes gubernamentales.

De acuerdo al resumen de obra pública, en desarrollo o proyectada para el presente ejercicio fiscal, que anunció el mandatario, suman casi 4, 410 millones de pesos los que se invierten o invertirán en el municipio victorense.

Destacan entre las obras la construcción del inmueble que albergara a la Universidad de Seguridad Pública, y  la edificación , ahí mismo, de un centro de convivencia para el personal de la misma dependencia.

Dentro de esos recursos se contabiliza también el costo que implicó la calle 8, que será el rostro de Ciudad Victoria para quienes nos visitan. También figura la inversión estimada de 300 millones de pesos que requerirá el acuáferico.

Se remodelarán la plaza Juárez, una de las más antiguas y emblemáticas de la ciudad, y el histórico y tradicional paseo “Pedro José Méndez”.

El Gobernador anunció además la ampliación del parque “Bicentenario” , entre una docena de obras más que, como le decía, buscan modernizar la imagen de la capital tamaulipeca.

Este año será concluido el conflictivo y polémico puente de la colonia Moderna, y uno similar se comenzará a construir en el vado de la calle “Río Frío”, que comunica a colonias como la Unidad Modelo, Bernardo Gutiérrez de Lara y Manuel A. Ravize.

Qué bueno que, por fin, una administración estatal se interese por rescatar a Ciudad Victoria de ese rezago en el que ha estado sumida, y que hace que desde el centro del país se le siga considerando como un rancho.

Pero, ojalá y que paralelamente a la inversión pública, la administración estatal fortalezca la tarea de atraer inversiones privadas para la capital.

Como estado, Tamaulipas es una de las grandes potencias del país en materia de industria maquiladora y petroquímica, pero ese rubro se concentra particularmente en los municipios fronterizos y el sur del estado.

Los municipios del centro y en particular el de Victoria, han sido desdeñados o menospreciados por los inversionistas, seguramente porque ha faltado a las instancias de Gobierno promover entre ellos las ventajas que tienen zonas como la nuestra, o las de Soto la Marina, Aldama, Abasolo y otras más que conforman la franja costera de la entidad.

Es tiempo ya de que ciudades como la nuestra dejen de depender económicamente de la burocracia de los tres órdenes de Gobierno.

La naturaleza ha privilegiado a Tamaulipas en muchos rubros como el agrícola, ganadero, pesquero e industrial, como para que gran parte de sus municipios sigan dependiendo económicamente de lo que invierte o gasta el Gobierno.

ASI ANDAN LAS COSAS.

roger_rogelio@hotmail.com

 

 

Print Friendly, PDF & Email

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*